Leela Romeo

Leela Romeo creó Desanuda Fiber Lab como el sueño que quería vivir. Ella crea arte como se crea la vida misma, con sus nudos y enredos, con sus pensamientos y acciones. Para ella, hacer una pieza es una meditación de la que disfruta. Toda su creatividad nace del corazón, de su gusto por la música que la acompaña, de los colores de los campos y el Mediterráneo que Mallorca le inspira. 

“Para mí, el diseño textil tiene su propio lenguaje, con tejido y fibras naturales como materia de expresión artística”

Ella decidió, a través de su experiencia como empresaria, realizar un trabajo acorde con su filosofía de vida, que no es más que embellecer desde la sostenibilidad y el arte vanguardista.

Llweb-52.JPG
Llweb-52.JPG

Misión

Leela Romeo, la mente maestra detrás del e-commerce Desanuda Fiber Lab, elige trabajar con materiales naturales y de proximidad, piezas de diseño de gran formato que ponen en relieve que la decoración de interior puede ser lujosa y a la vez sostenible.

Desanuda Fiber Lab se centra en la sostenibilidad

El mundo cada vez está más concienciado sobre lo que ocurre en su entorno. Por lo tanto, la sostenibilidad ya no es una opción, sino un requisito indispensable para el cuidado del planeta. En este sentido, se ha prestado mayor atención a estilos decorativos sostenibles que buscan innovar y concienciar en el diseño de interiores. En cuanto a los textiles decorativos, han destacado aquellos cuyo origen es natural y que aporta a las estancias toques modernos y sostenibles.

 

En Desanuda Fiber Lab, con Leela Romeo como artista que lidera este proyecto, son conscientes de la importancia del cuidado medioambiental. Es por este motivo que comercializan tapices, murales, separadores de espacio, jardineras colgantes y otros productos elaborados a partir de materiales naturales como yute, cáñamo, lana cardada, sedas, algodones, cristal, barro, madera y hierro. 

IMG-20220512-WA0004.jpeg

Visión

Una tendencia decorativa que está en auge: arte textil

En los últimos años, el arte textil se ha convertido en una de las tendencias con mayor crecimiento en el sector. Tapices hechos a mano con todo tipo de tejidos, como lana, algodones y otras fibras naturales, están arrasando en la decoración de interiores. Y, a falta de color, en su estado natural los textiles son capaces de aportar nuevas texturas, relacionadas comúnmente con la calidez.

Asimismo, esta tendencia apuesta por los artesanos, favoreciendo el trabajo local y los negocios de proximidad. De esta manera, se obtienen piezas singulares, haciendo que cualquier espacio sea más auténtico y original.

IMG-20220512-WA0004.jpeg